logodel sitio Gov Co

  • Incrementar
  • Disminuir
  • Normal

Usted está aquí

El Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes (SRPA) es un conjunto de instituciones, normas, autoridades y procedimientos, a través de los cuales se administra justicia ante delitos cometidos por jóvenes entre los 14 y 18 años.

Este Sistema se instauró con la Ley 1098 de 2006, también conocida como Ley de Infancia y Adolescencia, y persigue una finalidad protectora, restaurativa y pedagógica, de manera que los adolescentes que presuntamente han cometido delitos, puedan recibir un tratamiento basado en la responsabilidad penal de los jóvenes, en el entendido de que, en su ciclo de crecimiento, tienen la posibilidad de asumir las consecuencias de sus actos y aprender de ellos, reorientando su proyecto de vida, previniendo reincidencias y formándose como ciudadanos cuidadosos de sí y de la sociedad.

A diferencia del Sistema Penal que rige para los adultos, el SRPA se organiza a partir de un modelo protector, en virtud del principio de Interés Superior de los niños, niñas y adolescentes, razón por la cual concurren jueces y fiscales especializados en el abordaje de los conflictos juveniles, así como las Defensorías de Familia, defensores públicos y representantes del Ministerio Público.

Este conjunto de actores busca que las consecuencias derivadas de los hechos delictivos cometidos por adolescentes, así como las condiciones que les llevaron a incurrir en estas conductas, sean consideradas integralmente, de manera que se les impongan medidas sancionatorias proporcionales y necesarias para el logro de las finalidades protectoras, restaurativas y pedagógicas antes mencionadas.

El Sistema Penal Oral Acusatorio que se dirige al juzgamiento y sanción de los adultos que han cometido delitos, por su parte, persigue la resocialización y la prevención de futuras conductas delictivas. Este sistema se estructura como un modelo adversarial en el que el Estado persigue penalmente, y la persona que sea imputada o acusada podrá defenderse de acuerdo con los criterios del debido proceso. Si la persona acusada es hallada penalmente responsable se le impondrá una pena que purgará en apego a las normas del derecho penitenciario.

Ir hacia arriba