• Incrementar
  • Disminuir
  • Normal

Usted está aquí

La historia de la reconciliación entre el Gestor de Convivencia agredido y el adulto mayor que lo atacó

José Luna le pidió perdón a Camilo Gamarra, el Gestor de Convivencia al que había agredido
José Luna le pidió perdón a Camilo Gamarra, el Gestor de Convivencia al que había agredido
Comparte
Reconciliación
09/01/2020

El encuentro se realizó en la plaza principal de Fontibón.

Con un cordial choque de codos se selló el encuentro de reconciliación y perdón entre José Luna, un adulto mayor de 67 años, y Camilo Gamarra, el Gestor de Convivencia que resultó agredido física y verbalmente por el primero el pasado 31 de julio, luego de que le solicitara de manera respetuosa que se colocara el tapabocas.

“El encontrarme con el señor Camilo para esta reconciliación es para mí un descanso, me da mucha tranquilidad. Con todo respeto le volví a pedir disculpas por mi mal proceder ese día, pues ya se ha las había pedido públicamente, y espero que me perdone”, indicó José, que se gana la vida como vendedor ambulante.

Por su parte Camilo Gamarra –el gestor víctima de la agresión- aceptó las disculpas del adulto mayor. “Por supuesto que acepto las disculpas del señor José, no le guardo ningún rencor; la reconciliación es algo importante para mí ya que nosotros como Gestores de Convivencia trabajamos para la comunidad, nosotros no guardamos ningún rencor por las  personas que nos agreden física o psicológicamente”, sostuvo Camilo.

La plaza principal de Fontibón sirvió de escenario para el acto de paz y reconciliación entre el funcionario de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, y el comerciante informal, exactamente un mes después del incidente que se produjo en esa misma localidad. 

El día de la agresión, Camilo -quien se unió al equipo de gestores en 2016 y es uno de los más destacados del grupo-  realizaba labores de pedagogía con la comunidad en la que explicaba la importancia de adoptar las medidas de bioseguridad para mitigar el contagio del Covid-19.   

Fue entonces cuando José lo atacó e insultó. Sin embargo,  Camilo no se dejó provocar y manejó la situación con prudencia y no respondió a ese ataque, tal y como lo han capacitado para este tipo de situaciones.  El hecho fue grabado por un ciudadano y las imágenes se hicieron virales en las redes sociales y fueron publicadas por varios noticieros de televisión.  

Camilo cuenta que en medio de su trabajo “a veces nos toca aguantarnos las ofensas que nos hace la comunidad, da rabia que te agredan, pero estamos preparados para poder afrontar y sobrellevar esos momentos difíciles. Lo importante es seguir con nuestro trabajo.”

José Luna, por su parte, reconoce que “más que un momento de rabia fue un momento de desahogo; dos o tres días antes de que pasara el incidente con el funcionario, yo lloré por todo lo que estaba pasando en este país y en todo el mundo por culpa del virus”.   

Se  disculpa ante la sociedad, especialmente con aquellas personas que hoy pasan por su lado y lo juzgan por lo que aconteció con el gestor.  Por eso quiere resaltar que “los Gestores de Convivencia trabajan por nosotros, por cuidarnos, por protegernos, debemos obedecerlos, de aquí a mañana cuando pase todo esto lo vamos a agradecer; lo que pasa es que uno a veces se pone terco  y no les hace caso y  las cosas pueden terminar mal, como me sucedió a mí”.  

Agrega que fue un momento de crisis pues estaba esperando alguna entrada económica en su diaria lucha del rebusque, ya que debido a la pandemia sus ingresos han disminuido. “De lo que hacemos en el día nos toca sacar para el arriendo, para la comida y para todos los gastos y no alcanza”, sostiene.   

No obstante, el comerciante informal indica que no es una excusa  para irrespetar a las personas, sin importar sin son funcionarios o vendedores ambulantes,  y su apuesta es por la reconciliación. 

Estos son el gestor y quien lo había agredido.

José, quien es oriundo de Fresno (Tolima),  cuenta que quedó huérfano cuando tenía 16 años. Viajó a Bogotá a rebuscarse la vida antes de ser mayor de edad. Trabajó en la Plaza España, Corabastos y donde le dieran la oportunidad.  Luego se fue para la selva durante algunos años, donde se enfermó de malaria. 

Relata que cuando regresó de la selva continuó con el rebusque en las calles de Bogotá. Trabaja hace 16 años en el mismo punto en Fontibón. Tiene un pequeño carrito en el que vende empanadas, jugos, papas fritas, dulces y cigarrillos.  

Recuerda que hace algunos años le iba muy bien y vendía hasta 500 empanadas al día, pero hoy no vende más de diez.  

Asegura que desde hace cerca de 20 años le diagnosticaron epilepsia, y aunque le recetan pastillas para controlar su enfermedad, explica que  nos las toma porque queda somnoliento y no puede salir a trabajar.   

Dice que vive solo y que su única familia es una hermana que vive en un municipio de Cundinamarca. “Con ella nos hablamos seguido por teléfono, pero tiene problemas económicos y no me puede ayudar”.  

En los últimos días recibió la visita de funcionarios del Distrito que, según él, “lo van a reubicar y entregar un carrito mejor del que tengo; también me dijeron que me van a  entregar un bono de 150 mil pesos mensuales durante los próximos 5 meses para cambiarlos por alimentos, la verdad estoy muy agradecido”, puntualiza José.

Resolución pacífica de conflictos:

Precisamente, estos casos  de reconciliación, como el de Camilo y José, se quieren fortalecer en el actual Plan de Desarrollo “Un nuevo contrato social y ambiental para la Bogotá del siglo XXI”, por lo cual  una de las metas contempladas es implementar al 100% una estrategia de mediación comunitaria y resolución pacífica de conflictos para dar respuesta a la conflictividad social.

Cuando se presenten estos tipos de hechos, la Dirección de Acceso a la Justicia de la Secretaría de Seguridad tiene habilitados los siguientes canales de atención virtuales donde las personas pueden comunicarse y buscar dirimir sus diferencias de forma pacífica:

•    Chat virtual en la página web www.scj.gov.co
       Horario de atención: 7:00 am - 4:30 p.m. De lunes a viernes.
•    Las líneas WhatsApp 3023629200 o 3023629201.
       Horario de atención: 7:00 am - 4:30 p.m. De lunes a viernes.
•    Correo electrónico: casasdejusticiaDC@scj.gov.co
       Horario de atención: 7:00 am - 4:30 p.m. De lunes a viernes.

Los casos son atendidos por funcionarios del Centro de Recepción e Información (CRI), quienes se encargan de brindar información y orientar al usuario de acuerdo con la necesidad que requiera. Allí se registra la información personal de los ciudadanos, se clasifica el motivo de la consulta y se asigna el caso a una entidad o unidad competente. 

Si las partes involucradas quieren llegar a un acuerdo pacífico, se tienen a disposición las Unidades de Mediación y Conciliación (UMC), que realizan mediaciones profesionales que consisten en que dos o más partes se ponen de acuerdo para resolver sus diferencias por sí mismas, de manera autónoma, amigable, con la ayuda de un tercero imparcial que es aceptado por las partes en controversia

Igualmente, la línea 123 está disponible las 24 horas del día para reportar cualquier acto violento.

Comparte
Ir hacia arriba