• Incrementar
  • Disminuir
  • Normal

Usted está aquí

La historia de cómo se resolvió un drama de inquilinos que llegó a los periódicos

Arrendador e inquilinos firmaron acuerdo de convivencia.
Arrendador e inquilinos firmaron acuerdo de convivencia.
Comparte
El drama de un hombre y su familia que le alquilaron una habitación a una mujer y su hija terminó siendo noticia en los medios de comunicación.  

Según los arrendadores, no aguantaron los constantes escándalos y fiestas llenas de alcohol y cigarrillo que organizaban sus arrendatarios y decidieron contar su pesadilla ante la opinión pública.

Los dueños del inmueble también se quejaron porque no les pagaban el alquiler y aparecieron viviendo personas con las que no se había hecho ningún contrato." data-share-imageurl="">

acceso a la justicia
05/13/2020

A través de una mediación se logró un acuerdo entre las partes.

El drama de un hombre y su familia que le alquilaron una habitación a una mujer y su hija terminó siendo noticia en los medios de comunicación.  

Según los arrendadores, no aguantaron los constantes escándalos y fiestas llenas de alcohol y cigarrillo que organizaban sus arrendatarios y decidieron contar su pesadilla ante la opinión pública.

Los dueños del inmueble también se quejaron porque no les pagaban el alquiler y aparecieron viviendo personas con las que no se había hecho ningún contrato. 

Incluso otros inquilinos de la casa se quejaban porque se perdían elementos de valor. 

Por eso, los constantes reclamos y peleas en plena cuarentena no se hicieron esperar. La convivencia se volvió insoportable.

Tras conocerse estas denuncias publicadas en los medios, la Dirección de Acceso a la Justicia de la Secretaría de Seguridad, en cabeza de César Núñez, logró una mediación entre las partes. 

El funcionario explicó que debido a las medidas decretadas por la emergencia del coronavirus no se pueden realizar desalojos de inmuebles, sin embargo, al caso se dio trámite a través de la Casa de Justicia de Suba. 

Las partes en conflicto llegaron a un acuerdo.

Funcionarios de este punto de acceso a la justicia contactaron al uniformado de la policía que tiene a cargo el servicio de mediación policial. 

El mediador se dirigió al lugar de los hechos y aunque encontró un ambiente hostil, habló sobre la importancia de resolver los conflictos de manera pacífica. Invitó al diálogo y escuchó los argumentos de ambas partes. Poco a poco la tensión fue cediendo. 

Finalmente, se logró un acta de compromiso de convivencia en donde quedó por escrito que, de ahora en adelante, nada de fiestas, agresiones, amenazas e intervención de terceros

Una vez se levanten las restricciones por el Covid-19, la ruta a seguir entre las partes es una conciliación para solucionar el tema del contrato de arrendamiento . Es decir, llegar a un acuerdo sobre los pagos atrasados y la entrega del inmueble.   

En caso de que no se logre esa conciliación, será un juez de la república el que resuelva el conflicto.

Las partes en conflicto llegaron a un acuerdo.

Comparte
El drama de un hombre y su familia que le alquilaron una habitación a una mujer y su hija terminó siendo noticia en los medios de comunicación.  

Según los arrendadores, no aguantaron los constantes escándalos y fiestas llenas de alcohol y cigarrillo que organizaban sus arrendatarios y decidieron contar su pesadilla ante la opinión pública.

Los dueños del inmueble también se quejaron porque no les pagaban el alquiler y aparecieron viviendo personas con las que no se había hecho ningún contrato." data-share-imageurl="">

Ir hacia arriba