• Incrementar
  • Disminuir
  • Normal

Usted está aquí

Alcaldía y Ministerio de Justicia firman convenio que permitirá construir segunda sede de la cárcel distrital en Bogotá

Comunicado de prensa. Foto: Lina Rozo
Comunicado de prensa. Foto: Lina Rozo
Comparte
comunicado de prensa
04/27/2021

Comunicado de prensa. 

  • Con el convenio entre Bogotá y la Nación se busca promover una articulación interinstitucional para el fortalecimiento de la política criminal y penitenciaria, a través del mejoramiento de la infraestructura penitenciaria y carcelaria en la ciudad.
  • “Para tener segunda oportunidades necesitamos aplicar justicia oportuna, imparcial y digna. Si no se cumplen estos objetivos, no se podrá reincorporar a ese ciudadana o ciudadano que estuvo preso, a la sociedad”, expresó la alcaldesa Claudia López.
  • En los predios de la Cárcel La Picota, en el sur de Bogotá, se construirá un segunda sede de la Cárcel Distrital, que contará con 2.200 cupos carcelarios.
  • Igualmente se buscará modificar la norma de uso del suelo distrital para que las cárceles La Modelo y El Buen Pastor también queden en los terrenos de la Cárcel La Picota.

Bogotá, 27 de abril de 2021. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, y el ministro de Justicia y del Derecho, Wilson Ruiz, suscribieron este martes un convenio interadministrativo para el desarrollo de proyectos de infraestructura penitenciaria y carcelaria, la adopción de medidas que reduzcan el hacinamiento y el mejoramiento de las condiciones de reclusión de las personas privadas de la libertad en lugares como estaciones de Policía y Unidades de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía.

”Para tener segunda oportunidades necesitamos aplicar justicia oportuna, imparcial y digna. Si no se cumplen estos objetivos, no se podrá reincorporar a ese ciudadana o ciudadano que estuvo preso, a la sociedad”, indicó la alcaldesa Claudia López, quien recordó que desde “hace más de 20 años no se generaba una sola inversión en infraestructura carcelaria y de justicia, y hoy estamos viviendo las consecuencias”.

Con este acuerdo, además, se abre la posibilidad para la construcción de una segunda Cárcel Distrital en la capital, que contará con 2.200 cupos carcelarios y estará ubicado en inmediaciones de la penitenciaria La Picota, en el sur la ciudad. 

El convenio brinda a las partes varios instrumentos como permitir la modificación del Plan de Regularización y Manejo del predio La Picota y el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), para trasladar las cárceles El Buen Pastor y la Modelo. Asimismo, facilitar la viabilidad jurídica, técnica y administrativa para que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) le entregue al Distrito una porción de los terrenos del actual predio de La Picota para la construcción y puesta en funcionamiento de la nueva cárcel. 

“Esto va a contribuir a la dignidad de los internos de nuestro país, para que haya un deshacinamiento de las estaciones de policía y de las URI, y para que eventualmente en este lugar haya espacio hasta para 11.000 internos”, señaló el ministro de Justicia, Wilson Ruiz. 

A lo anterior se le suma la creación de un escenario conjunto para estudiar y analizar propuestas de política criminal encaminadas a reducir el hacinamiento carcelario sin comprometer la seguridad de la ciudad. 

Es importante señalar que en los últimos 20 años no se construyó ningún centro carcelario que hubiese permitido la habilitación de nuevos cupos, lo que ha generado en la actualidad un impacto en el hacinamiento en los lugares de detención transitoria, donde hasta el pasado 22 de abril se encontraban un total de 2.882 detenidos y condenados a la espera de ser trasladados. 

Incluso, en el último año se han alcanzado picos de hacinamiento en los centros de detención transitoria hasta del 191%. 

Cabe destacar que la administración de la alcaldesa Claudia López ha habilitado a la fecha más de 400 cupos de detención transitoria, al tiempo que los centros de reclusión del orden nacional y la Cárcel Distrital gestionaron la recepción de cientos de detenidos y condenados en los últimos meses. 

De hecho, este penal recibió 555 personas entre julio y diciembre de 2020, mientras que el INPEC, a través de sus establecimientos en Bogotá y sus inmediaciones, recibió en el mismo periodo a un total de 842 personas procedentes de centros de detención transitoria. 

En ese sentido, para la reducción del hacinamiento, el Ministerio de Justicia se comprometió a hacer un cronograma con el INPEC para empezar a recibir detenidos que están hacinados en esos sitios para trasladarlos a los penales de la ciudad, que son del orden nacional, tal como quedó establecido en una reunión previa entre el ministro de Justicia y la Alcaldesa Mayor. 

Comparte
Ir hacia arriba