• Incrementar
  • Disminuir
  • Normal

Usted está aquí

140 bandas delincuenciales desarticuladas este año

Los Capturados hacían parte de 140 bandas que han sido desarticuladas.
Los Capturados hacían parte de 140 bandas que han sido desarticuladas.
Comparte

 

‘Los Camarada’ y ‘Los Roedores’ son las dos bandas delincuenciales desarticuladas recientemente por la Policía. Los primeros operaban en el barrio Santa Rosa de la localidad de San Cristóbal. Realizaban extorsiones bajo la modalidad de ‘terreros’, es decir, vendían inmuebles entre 10 y 20 millones de pesos a ingenuos compradores que luego, bajo intimidaciones y amenazas de muerte, eran obligados a salir de la zona y abandonar sus bienes que nuevamente eran vendidos por los delincuentes." data-share-imageurl="">

capturas
11/24/2020

Este trabajo se logró por la articulación entre la Policía, la Fiscalía, La Brigada 13 y la Secretaría de Seguridad Convivencia y Justicia.
 

 

‘Los Camarada’ y ‘Los Roedores’ son las dos bandas delincuenciales desarticuladas recientemente por la Policía. Los primeros operaban en el barrio Santa Rosa de la localidad de San Cristóbal. Realizaban extorsiones bajo la modalidad de ‘terreros’, es decir, vendían inmuebles entre 10 y 20 millones de pesos a ingenuos compradores que luego, bajo intimidaciones y amenazas de muerte, eran obligados a salir de la zona y abandonar sus bienes que nuevamente eran vendidos por los delincuentes. La conformaban ocho personas y era liderada por un hombre conocido como ‘Castillo’. 


‘Los Roedores’ estaba conformada por siete personas que estaban cometiendo un hurto en una vivienda de Ciudad Bolívar y fueron capturados por la Policía Metropolitana de Bogotá cuando pretendían huir con el botín. 


 Estos golpes a la delincuencia se han dado gracias al trabajo articulado entre la Policía Metropolitana de Bogotá, la Fiscalía General de la Nación, La brigada 13 del Ejército y la Secretaría de Seguridad Convivencia y Justicia, con información de los ciudadanos.


“La desarticulación de la banda ‘Los Camaradas’ y el dar de baja a uno de los líderes de una banda venezolana como son ‘Los Melians’ y la detención de uno de los responsables del crimen del pasajero de TransMilenio son los resultados de este trabajo articulado”, destacó Hugo Acero, secretario de Seguridad.


A estas se suman las de ‘Los K’ y Los Fénix Admod’, cuyas acciones quedaron registradas en videos de las cámaras de seguridad y en ellas se puede ver como los delincuentes trancaban las puertas de los buses de TransMilenio, mientras que otros hurtaban las pertenencias de los pasajeros.  En otras imágenes se observa a estos mismos personajes aglomerándose en una de las puertas de una de las estaciones del sistema al momento que le hurtan las pertenencias a un usuario en la modalidad de cosquilleo. 12 personas que integraban estas estructuras fueron judicializadas por los presuntos delitos de concierto para delinquir, hurto agravado. 


De las 140 bandas, 78 estarían vinculadas al hurto, 26 al microtráfico.


Otras estructuras


 'Los Maimai'


Otro de los golpes dados a la delincuencia por parte de la Policía y la Fiscalía fue a la banda que delinquía en los alrededores del Frigorífico de la autopista Sur. En ese operativo fueron capturadas 29 personas. Según las autoridades, estos detenidos se dedicaban al narcotráfico, extorsión y el robo de propiedades de los comerciantes de ese sector de la ciudad y están sindicados de varios homicidios, entre ellos el de un patrullero en la autopista Sur en la vía Bogotá - Soacha. Todos fueron enviados a la cárcel.

 

‘Los Shimano’


La integraban cuatro personas, se dedicaban al hurto de viviendas y de bicicletas en las localidades de Engativá y Suba. Utilizaban armas cortopunzantes para intimidar a los ciudadanos y posteriormente a través de las redes sociales, ofrecían a la venta los elementos hurtados.

 

‘Los Gregarios´


Cuatro mujeres y tres hombres conformaban esta estructura delincuencial que utilizaba la Plaza de La Mariposa, para la venta de estupefacientes, haciéndose pasar como vendedores ambulantes o repartidores de tarjetas de los locales comerciales con el propósito de pasar desapercibidos de los controles de la Policía. Utilizaba las canecas, las zonas verdes y botellas de plástico para ocultar la droga.

 

´Los Chukis´


Conformada por 13 personas, de estas cinco eran menores de edad a quienes un sujeto apodado como ‘El Dogor´ instrumentalizaba para la venta de estupefacientes, especialmente en el entorno de un colegio ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar y afectaban los barrios de El Ensueño, Santo Domingo y Tres Reyes.

 

‘Los Pericos’


Delinquían en los barrios El Carmen, El Tunal y El Claret, en las localidades de Tunjuelito, Ciudad Bolívar y Rafael Uribe Uribe. Se capturaron 11 personas, que se dedicaban a la comercialización de sustancias como perico y bazuco. Uno de los integrantes conocido con el alias de ‘Firma’, habría utilizado a su propia hija ‘Jennifer’, para vincularla en el negocio criminal.

 

‘La Unión’


Alias ‘Bigotes’, ‘Barbas’, ‘Chama’ y ‘Luisa’, integraban esta estructura delincuencial que estaba afectando al barrio San Bernardo en la localidad de Santa Fe, principalmente los entornos escolares y los parques, con la venta de sustancias alucinógenas, las cuales escondía entre canecas de basura, alcantarillas y hasta huecos en la pared, para evadir los controles que realiza la Policía en la zona.

 

´Los Pueblerinos’


Las cinco personas que conformaban esta estructura serían ex integrantes de otra banda conocida como ‘Los Black And White’, que la Policía desarticuló en el año 2018. Se dedicaban a la venta de estupefacientes, afectando principalmente los parques La Faena y Linterama, en la localidad de Engativá, utilizando la modalidad conocida como ‘Cajón’ que consiste en que varias personas ocultan al expendedor y al comprador, mientras se realiza la transferencia.

 

´Dinastía’


Delinquían en la localidad de San Cristóbal, principalmente en el barrio La Flora. La estructura estaba conformada por 11 personas, que hacen parte de dos familias, quienes utilizaban sus propias viviendas para ocultar las sustancias alucinógenas. Así mismo, intimidaban a sus vecinos con armas de fuego, para evitar que alguno los denunciara.

 

´Los Grameros’


Esta estructura conformada por seis personas, delinquían en Bosa, con la venta de estupefacientes utilizando la modalidad de correos, donde el comprador pedía su encargo a través de llamadas telefónicas y los expendedores se las llevan en bicicletas. Estos sujetos para evadir las medidas decretadas por la pandemia, empezaron a utilizar prendas similares a las de funcionarios de empresas dedicadas a la telefonía y a servicios domésticos, para pasar desapercibidos.


‘Los Morrocos’


‘Coperi’, ‘Pato’, ‘Chinche’ y ‘Jhon’, se habían dedicado a expender marihuana y pastillas conocidas como Rivotril, en el sector de Cinco Huecos y la Plaza España, en la localidad de Los Mártires. Le vendían la droga, principalmente a habitantes de calle y personas de la tercera edad, generando además el incremento de hurtos en el sector por parte de los consumidores.


‘La Guarida’


En Antonio Nariño y Kennedy, los cuatro integrantes de esta estructura criminal habían sembrado temor entre los comerciantes y vendedores informales, pues les exigían sumas de dinero que oscilaban entre $1’000.000 y $2’000.000, a cambio de dejarlos realizar sus actividades económicas. Quienes no accedían a sus pretensiones, eran objeto de amenazas en su contra y la de sus familias. Los capturados fueron presentados ante la justicia por extorsión y cobijados con medida de aseguramiento.

 

‘Los del Hueco’


Los tres sujetos que hacían parte de esta banda dedicada a la extorsión mediante la modalidad del ‘Sexting’, fueron capturados por el GAULA de Bogotá, luego de comprobarse que se dedicaban a conseguir fotos y videos íntimos para posteriormente amenazar a sus víctimas, especialmente mujeres, obligándolas a pagar sumas de dinero entre los $500.000 y $1’000.000 a cambio de no hacerlos públicos. Estas personas fueron puestas a disposición de las autoridades judiciales, siendo cobijados con medida de aseguramiento.

 

‘Los Pingos’


Las Cruces en la localidad de Santa Fe, se había convertido en una zona peligrosa para los niños y adolescentes, especialmente de un colegio, donde los integrantes de esta estructura se habían dedicado a inducirlos en el mundo del consumo de estupefacientes. Alias ‘La Tía’, era quien lideraba y utilizaba su vivienda y una tienda como fachada, para esconder la droga y ofrecérsela a los menores cuando estos iban a comprar sus refrigerios.

 

‘Los Babas’


Se dedicaban a hurtar vehículos distribuidores de mercancía, principalmente de cigarrillos. Utilizaban armas de fuego para intimidar a sus víctimas. Las tres personas capturadas tienen varios antecedentes y son sindicados de participar en al menos 20 atracos.

 

‘Los XT’


Una mujer a quien le decían ‘La Negra´, junto con su esposo ‘El Cachas´ son señalados de liderar esta peligrosa estructura dedicada al fleteo y delinquían con dos personas más en Bogotá y los municipios de Cundinamarca. Uno de los casos que se les sindica, es el hurto a un comerciante quien había retirado 27 millones de pesos en una entidad financiera en un centro comercial de El Tunal. Luego de seguirlo e intimidarlos, le hurtaron el dinero. Los cuatro capturados son reincidentes y tienen antecedentes por hurto calificado y agravado y por porte ilegal de armas de fuego.

 

‘Los Pachinos’


Se dedicaban al hurto de viviendas, pero preferían los estratos altos, en localidades como Usaquén y Chapinero. Los tres integrantes de esta estructura, quienes además son familiares, utilizaban vehículos de alta gama para tratar de engañar a los guardas de seguridad de los conjuntos residenciales haciéndose pasar como residentes o visitantes. Uno de los sujetos tenía prisión domiciliaria y otro hombre que también hacía parte de esta banda perdió la vida hace un par de meses en un enfrentamiento con un vigilante en medio de un hurto que pretendían cometer. Se les sindican nueve hurtos que ascienden a los 9 mil millones de pesos, pues entre los elementos que hurtaban, estaban las cajas fuertes, sumas de dinero y joyas.

 

‘Los Cacaos’


Seis personas integraban esta estructura, liderada por alias ´Édgar´, quienes se dedicaban a la venta de estupefacientes en el sector de Las Ferias en la localidad de Engativá. Utilizaban los habitantes de calle y los vendedores ambulantes para camuflar la droga y para entregarla a sus compradores. Además, la ocultaban en varias bolsas, para tratar de evadir los controles de las autoridades.

 

‘Los Capry’


El homicidio por control de territorios y los hurtos derivados del expendio de estupefacientes, eran los principales delitos que generaban las siete personas en la localidad de Ciudad Bolívar. Una mujer era la señalada de liderar la estructura y ordenar las muertes violentas, de aquellos sujetos que pretendieran dañar su negocio delincuencial. Serían responsables de más de seis homicidios, los cuales aún están en investigación. Además, en varias oportunidades habrían tratado de ofrecer dinero a los uniformados de la localidad, para que les permitieran el expendio y evadir sus capturas.

 

‘Los Vaqueros’

 

En la investigación se lograron capturar a 10 personas, que tenían como modalidad el atraco, para cometer hurtos, pero con una particularidad, utilizaban uniformes similares a los de la Policía Nacional o de las Fuerzas Militares, para fingir allanamientos y hurtar residencias, utilizando armas de fuego. La mayoría de estos sujetos tenía antecedentes por hurto.

 

‘La Zaga’


En la localidad de Engativá, ‘Alex’ y ‘Yuli’, quienes sostenían una relación sentimental, habían conformado una estructura delincuencial dedicada al expendio de marihuana perico y cocaína, junto con otros cinco sujetos, entre ellos ‘El Abuelo’, ‘El Viejo’ y ‘Yupi’. Utilizaban las llamadas telefónicas para contactarse con sus clientes y posteriormente distribuían los pedidos ilegales a domicilio, utilizando bicicletas. Un investigador de la Policía logró infiltrar la banda, haciéndose pasar como consumidor y dejar en evidencia su acción delictiva.

 

‘Los Sherco’


Su especialidad criminal eran los hurtos de entidades financieras, en la modalidad de ‘taquillazo’. La integraban cinco sujetos que fueron capturados en Bosa, entre ellos una mujer conocida como ‘La Chiquitina’, de 21 años, quien quedó evidenciada en varias cámaras de seguridad por su habilidad de saltar a las cajas para robar su dinero aprovechando su baja estatura y su contextura menuda. Están sindicados de cometer al menos nueve hurtos que ascienden a los 150 millones de pesos. Su líder alias ´Bam bam’ había integrado otra banda conocida como ‘Los Taquilleros’, la cual fue desarticulada por la Policía de Bogotá, en el 2018.

 

‘Ciclope’


Las cinco personas capturadas se dedicaban al expendio de estupefacientes y al ajuste de cuentas, especialmente en la localidad de Los Mártires y en algunos sectores de Ciudad Bolívar, donde comercializaban bazuco en grandes cantidades. Se caracterizaban por torturar a los consumidores que tuvieran deudas con ellos, utilizando palos con puntillas, con los cuales los golpeaban.

 

‘Hera’


Seis personas, entre ellos un sujeto que tenía prisión domiciliaria conformaban esta peligrosa estructura dedicada a expender alucinógenos y también a cometer muertes violentas por el control de territorios. Se les sindica el homicidio de un hombre y de su tío ocurrido el pasado 3 de febrero en la localidad de Ciudad Bolívar. Una mujer y su compañero sentimental lideraban la banda.

Comparte

 

‘Los Camarada’ y ‘Los Roedores’ son las dos bandas delincuenciales desarticuladas recientemente por la Policía. Los primeros operaban en el barrio Santa Rosa de la localidad de San Cristóbal. Realizaban extorsiones bajo la modalidad de ‘terreros’, es decir, vendían inmuebles entre 10 y 20 millones de pesos a ingenuos compradores que luego, bajo intimidaciones y amenazas de muerte, eran obligados a salir de la zona y abandonar sus bienes que nuevamente eran vendidos por los delincuentes." data-share-imageurl="">

Ir hacia arriba