Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia

  • Incrementar
  • Disminuir
  • Normal

Usted está aquí

Programas

Sistema Distrital de Justicia

Galería de fotos+

Prevención del conflicto, un enfoque de trabajo desde la justicia

Prevención del conflicto, un enfoque de trabajo desde la justicia

Todos los programas y estrategias que integran esta ruta tienen un objetivo común: que la justicia no sea percibida solo como un castigo, sino también como el mecanismo indispensable para que podamos convivir en armonía.

En materia de justicia, nuestras tareas se concentran en prevenir que los jóvenes incurran en la violencia y el delito, en garantizar que todos los ciudadanos cuenten con información y orientación clara y oportuna para acceder a la justicia y en trabajar para que aquellos ciudadanos que han cometido faltas se reintegren a la sociedad de manera positiva.

Cuando la población tiene acceso a una justicia eficaz y confiable se hace consciente de que no necesita recurrir a la violencia ni a la venganza y aprende que los conflictos pueden resolverse mediante la búsqueda de acuerdos y siguiendo procedimientos acogidos por todos.

Unidad de Mediación y Conciliación (UMC)

Contamos con un equipo de profesionales que trabajan día a día para que los ciudadanos puedan resolver sus conflictos de manera pacífica y buscando acuerdos por medio del diálogo. Apoyamos la implementación de mecanismos de justicia comunitaria como una herramienta fundamental para la autogestión y la cohesión social.

Código Nacional de Policía y Convivencia

Queremos que la ciudadanía encuentre en el Código Nacional de Policía y Convivencia una herramienta útil para que en nuestra vida cotidiana prime el respeto por el otro y para que la ciudad sea amable para todos.

Con el programa #MeUno promovemos buenas prácticas para que, todos los ciudadanos, sin importar nuestras diferencias, podamos convivir en armonía.

En la juega

Aprender a usar el tiempo libre es una forma de prevenir el delito y la violencia. Por eso, hacemos deporte y jugamos con los adolescentes y jóvenes de la ciudad para que descubran que se pueden crear lazos sociales sin recurrir a conductas que afecten en forma negativa su entorno social.

Ven a la Van

Las barreras geográficas o socioeconómicas no deben ser excusa para que los ciudadanos no accedan a servicios de justicia. Por eso, Ven a la Van lleva la oferta de las Casas de Justicia a las comunidades más remotas y vulnerables. Allí prestan servicios de prevención y apoyo para resolución de conflictos,  acompañan actividades en parques, plazas de mercado, zonas rurales y lugares de alta complejidad.

Casas de Justicia

Casas de Justicia

La justicia es para todos, por eso, las puertas de las 13 Casas de Justicia que hay en la ciudad, están abiertas para que cualquier ciudadano pueda recibir orientación jurídica de forma oportuna y sin ningún costo. 

Los ciudadanos que acuden a este servicio pueden recibir asesoría para resolver conflictos familiares, saber qué hacer frente a un delito, cómo resolver asuntos de convivencia y cómo reclamar obligaciones no cumplidas, entre otros.

Con 'Justicia para todos', queremos garantizar que la distancia o las limitaciones económicas no sean un obstáculo para que todos los ciudadanos puedan acceder a los servicios de justicia.

Clic para ver más

Justicia Restaurativa para Jóvenes (La Casita)

Justicia Restaurativa para Jóvenes (La Casita)

Creemos que los jóvenes merecen una segunda oportunidad; por eso, en compañía de jueces, fiscales y la Defensoría de Familia, buscamos que aquellos que cometen delitos o faltas por primera vez, sean vinculados a un proceso de Justicia Restaurativa que convierta el error que han cometido en una oportunidad para reflexionar, reparar el daño causado y reencontrarse con sus familias y con su comunidad de una forma más positiva.

Hacemos posible un diálogo entre las víctimas y los ofensores para crear compromisos de responsabilidad y reparación. Este programa ha sido una magnífica estrategia para evitar que estos jóvenes reincidan. Hemos aprendido que un error nos hace humanos y solucionarlo juntos, nos hace comunidad.

Clic para ver más

Centros de Atención Especializada

Centros de Atención Especializada

El paso de los adolescentes y jóvenes del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes por los Centros de Atención Especializada (CAE) es una oportunidad para que reorienten su vida lejos del delito y reconozcan el daño causado a través de una de una oferta cultural, educativa, de formación para el trabajo y de herramientas de crecimiento emocional para su desarrollo integral como individuos.

Hoy, el 97% de los adolescentes que han pasado por el CAE Bosconia, son ciudadanos activos, que aportan a la comunidad, disfrutan de sus familias y no han reincidido en el delito.

Somos un modelo a seguir en materia de atención integral con enfoque restaurativo y nuestros logros se deben al trabajo conjunto entre los jóvenes, sus familias y las entidades del orden nacional y distrital que nos acompañan y participan del proceso.

Clic para ver más

Centro de Traslado por Protección (CTP)

Centro de Traslado por Protección (CTP)

Los ciudadanos que llegan al Centro de Traslado por Protección por haber infringido alguna norma del Código Nacional de Policía y Convivencia, permanecen aquí un máximo de doce horas. Durante este tiempo garantizamos que sus derechos sean protegidos y reciban un trato amable y humano.

Todas nuestras acciones están enmarcadas en el principio de la Justicia Restaurativa, por eso buscamos que el tiempo que los ciudadanos pasen acá sirva para que hagan un proceso reflexivo, conozcan las normas de convivencia ciudadana, entiendan que sus acciones no solo los afectan a ellos como individuos sino a la sociedad en general y descubran que existen posibilidades de cambio en sus vidas. 

Clic para ver más

Cárcel Distrital para Varones y Anexo para Mujeres

Cárcel Distrital para Varones y Anexo para Mujeres

Demostramos que en Colombia sí es posible tener una cárcel que ofrezca condiciones dignas: las cerca de mil personas que están acá cuentan con condiciones apropiadas de alojamiento y alimentación y tenemos protocolos estrictos para velar por su integridad. Muchos toman parte en cursos y talleres que les permiten redimir penas y ocupar su tiempo de forma productiva. Nuestra tarea no es juzgar, es atender a las personas privadas de la libertad como los ciudadanos con derechos que son. Reconocemos su parte humana y sabemos que, aunque hayan infringido la ley, siguen siendo ciudadanos con una vida familiar y afectiva, con necesidad de trabajar y enmendar el daño que hayan podido causar.

Clic para ver más

Casa Libertad

Casa Libertad

Salir de la cárcel no es fácil: es complicado conseguir empleo, restablecer los vínculos familiares y comunitarios, superar la discriminación y la hostilidad, ponerse al día con los cambios tecnológicos y vincularse de lleno a la sociedad. Casa Libertad orienta y atiende a las personas que han estado privadas de la libertad en cuatro áreas: individual, familiar, comunitaria y productiva.

Trabajamos en alianza con la Fundación Acción Interna, Colsubsidio, el INPEC y el Ministerio de Justicia para para facilitarle a las personas que han estado privadas de la libertad su reencuentro con su familia, la sociedad y el mundo laboral.

Clic para ver más

Un millón de personas atendidas en el sistema Distrital de Justicia

Un millón de personas atendidas en el sistema Distrital de Justicia

Entre el 2016 y el 2019, se han destinado más de $138 mil millones de pesos para el Sistema. 

La alcaldía de Enrique Peñalosa logró conformar un Sistema Distrital de Justicia que durante los últimos tres años ha atendido a más de un millón de personas, a través de las Casas de Justicia, de los programas de prevención en jóvenes, de los centros de atención especializada a jóvenes en conflicto con la ley, del Centro de Traslado por Protección y de la Cárcel Distrital.

Este sistema de justicia aporta a la seguridad de la ciudad, porque está permitiendo prevenir delitos en jóvenes, propicia la solución dialogada de los conflictos entre vecinos o familiares, aporta a resocialización de las personas privadas de su libertad al tiempo que apoya la construcción de un proyecto de vida de las personas pospenadas para evitar la reincidencia.

Así lo explica el Secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia, Jairo García: “Bogotá es una ciudad líder, que está innovando en el diseño de una política para el acceso a la justicia, que tiene varios componentes: todo lo que tiene que ver con el tema penal, contamos con una cárcel certificada; la Casa Libertad, en la que trabajamos con el Ministerio de Justicia para promover nuevas rutas de socialización de los penados para cuando recuperen su libertad; en la capacitación de más de 25 mil niños y niñas en el Código Nacional de Convivencia; el trabajo que hemos venido realizando en las 13 Casas de Justicia de las localidades y en las seis Casas de Justicia Móviles con las cuales hemos atendido más de 700 mil ciudadanos a los cuales hemos apoyado para resuelvan sus conflictos”.

Por eso los programas y estrategias que integran el Sistema de Distrital de Justicia tienen un objetivo común: que la justicia no sea percibida solo como un castigo, sino también como el mecanismo indispensable para que podamos convivir en armonía.

“Lo más importante es que estamos teniendo resultados para prevenir y reducir la violencia, hoy tenemos una reducción de los homicidios del 8%; una reducción de las lesiones personas de cerca del 20%; una reducción en las riñas de cerca del 12%, es decir, estamos pasando a tener una ciudad que resuelve sus conflictos de manera pacífica”, explicó García.

Para fortalecer el Sistema Distrital de Justicia, la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia ha hecho una inversión superior a los $ 138 mil millones de pesos, entre el 2016 y el 2019, el objetivo que se persigue es que la ciudadanía tenga un acceso a una justicia eficaz y confiable, para que puedan resolver sus conflictos mediante la búsqueda de acuerdos y siguiendo procedimientos acogidos por todos.

En cifras

  • 760.738 personas atendidas en las 13 Casas de Justicia. 
  • 329.955 personas atendidas en el Centro de Traslado por Protección. 
  • Más de 2.500 adolescentes o jóvenes en conflicto con la ley atendidos a través de las estrategias de la Dirección de Responsabilidad Penal para Adolescente: programa Justicia Restaurativa para Jóvenes, Cuenta hasta Diez, capacitación en Código Nacional de Policía y Convivencia, CAE Bosconia, fortalecimiento CAE Jóvenes del Futuro, talleres en convenio IDARTES. 
  • Desde abril del 2019, cuando la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia recibió la administración de la Casa Libertad, se han atendido 236 personas. 
  • En la Cárcel Distrital de Varones y Anexo de Mujeres tiene la capacidad atender 1.028 personas privadas de la libertad, siendo el primer centro carcelario en recibir la certificación internacional por el cumplimiento de sus estándares de calidad.

Justicia Juvenil Restaurativa, una apuesta para transformar vidas

Justicia Juvenil Restaurativa, una apuesta para transformar vidas

Jóvenes en conflicto con la ley se han vinculado a procesos de restauración. 

Más de 2.500 adolescentes o jóvenes en conflicto con la ley han entendido que el perdón es el camino para la construcción de una nueva sociedad; que a través del manejo de las emociones se previenen hechos lamentables; que el arte, la escritura y lectura les permite construir nuevas realidades; que el delito se puede superar entendiendo que la reincidencia no es el camino. 

Ese es el trabajo que ha venido realizando en los últimos tres años y que para Jairo García, Secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia, “el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente puede generar acciones distintas a las clásicas en las que la restricción de la libertad es el camino; hemos entendido también que en estos procesos la familia es fundamental, la familia como escenario de reconstrucción de un proyecto de vida”, de ahí que vincular al núcleo familiar de los jóvenes en conflicto con ley genera nuevas perspectivas para la vida en común.   

Entre el 2016 y el 2019, el trabajo se ha enfocado en los programas de Justicia Restaurativa para Jóvenes, Cuenta hasta Diez, capacitaciones en el Código Nacional de Policía y Convivencia, el Centro de Atención Especializada (CAE) Bosconia, el fortalecimiento del CAE Jóvenes del Futuro, además de talleres sobre artes plásticas, gracias a un convenio IDARTES y talleres de lecto – escritura, en asocio con BibloRed.

De ahí que la Dirección de Responsabilidad Penal Adolescente, en coordinación con las autoridades competentes, ha adelantado la gestión para implementar diferentes estrategias con los adolescentes y jóvenes vinculados al Sistema para prevenir la reencienda en el delito.

Ese esfuerzo es resaltado por Juan Carlos Arias López, Presidente de la Sala de Asuntos Penales para Adolescentes del Tribunal Superior de Bogotá, quien asegura que el trabajo con los jóvenes en conflicto con ley, “tiene una importancia grandísima, porque la finalidad de la sanción es aplicar justicia restaurativa, es lo que se está haciendo en La Casita y es el programa que tiene la Secretaría de Seguridad, con el apoyo de la Fiscalía y demás instituciones; se debe reconocer que se ha dado un paso grande y que hay que seguirlo apoyando porque nos deja ver que sí se puede transformar la vida de jóvenes”. 

A través de la Línea de Principio de Oportunidad con suspensión de procedimiento a prueba, en La Casita, entre el 2017 y el 2019, han sido atendidos 333 adolescentes o jóvenes en conflicto con la ley, así como a 220 víctimas personas naturales y nueve jurídicas, haciendo posible un diálogo entre las víctimas y los ofensores para crear compromisos de responsabilidad y reparación. Este programa cuenta con una efectividad del 95%, por lo que se convierte en una estrategia para evitar la reincidencia en el delito.  

Recientemente la Fundación ProBono Colombia se interesó por seleccionar casos de jóvenes en conflicto con la ley para ser presentados por sus abogados. Alejandra Galvis, coordinadora de proyectos de la Fundación, señaló que “en este momento estamos apoyando procesos de principio de oportunidad de adolescentes que requieren el acompañamiento de un abogado altamente cualificado. Hasta momento hemos apoyado 10 procesos, de los cuales se han cerrado cuatro de manera exitosa, esto quiere decir recibieron un buen acompañamiento por parte de los abogados al proceso”.  

La línea de Justicia Restaurativa para Jóvenes también aborda casos presentados en colegios, a través del cual se han atendido 94 adolescentes, 55 en calidad de presuntos ofensores y 39 en calidad de presuntas víctimas. También trabaja una línea de justicia restaurativa para conciliaciones masivas, que contribuyen a la descongestión de los despachos judiciales. En esta línea se han atendido más 200 personas, de las cuales 117 son adolescentes en calidad de presuntos ofensores.

Como el trabajo con adolescentes y jóvenes es abordado de forma integral, también se realiza el entrenamiento en habilidades socioemocionales a través de talleres de regulación emocional, que tiene por objetivo prevenir la reincidencia en conductas violentas y delictivas. Desde 2017 se han vinculado 1.087 adolescentes y jóvenes en el programa ‘Cuente hasta Diez’.  

Para la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia los jóvenes merecen una segunda oportunidad; por eso, en compañía de jueces, fiscales y la Defensoría de Familia, ha buscado que aquellos que cometen delitos o faltas por primera vez, sean vinculados a un proceso de justicia restaurativa, que convierta el error que han cometido en una oportunidad para reflexionar, reparar el daño causado y reencontrarse con sus familias y con su comunidad de una forma más positiva. 

En opinión del director de Partners Colombia, Óscar Gaitán, “estamos absolutamente complacidos con el trabajo que están haciendo en La Casita y en el CAE de Bosconia, muestro más sincero reconocimiento, pues el modelo que utiliza la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia está basado en la restauración, lo cual es muy importante para que los jóvenes puedan restablecer sus vidas. El futuro de Colombia está en los jóvenes, el capital que podemos invertir es absolutamente relevante, por eso nuestra institución a nivel global está comprometido con eso”. 

De ahí que el paso de los adolescentes y jóvenes por Centro de Atención Especializado Bosconia es una oportunidad para que reorienten su vida lejos del delito y reconozcan el daño causado a través de una de una oferta cultural, educativa, de formación para el trabajo y de herramientas de crecimiento emocional para su desarrollo integral como individuos.

Desde noviembre de 2016 se han entendido en el CAE 181 adolescentes y jóvenes. Hoy, el 97% de los adolescentes que han pasado por Bosconia, son ciudadanos activos, que aportan a la comunidad, disfrutan de sus familias y no han reincidido en el delito 

La Secretaría, en coordinación con Idipron, también apoya el fortalecimiento del CAE Jóvenes del Futuro, a través de acciones para promover una sana convivencia y la ejecución de procesos de justicia restaurativa, el programa Cuenta hasta Diez, acciones de promoción de lectura, asesoría legal, formación artística, articulación institucional para la generación de oportunidades a través de educación formal y no formal. En este proceso se han vinculado  44 jóvenes. 

La experiencia de trabajar con adolescentes y jóvenes le ha mostrado a la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia que el arte es un vehículo para la resocialización y para motivarlos positivamente, por eso suscribió convenios con IDARTES y BibloRed para la realización de talleres y formación en artes plásticas, artes electrónicas, danza, teatro, audiovisuales, música y literatura como elemento transformador en los procesos de construcción de ciudadanías e identidades, así como la construcción de nuevas formas de relacionamiento con el mundo. Además, para que utilicen la lectura y la escritura para ampliar sus horizontes y puedan transformar sus realidades por medio de la imaginación y la creatividad buscando la resignificación de su cotidianidad.

Un recorrido por la ruta de las segundas oportunidades

Un recorrido por la ruta de las segundas oportunidades

Ciudadanos recorrieron la Cárcel Distrital y la Casa Libertad en la presentación del Sistema Distrital de Justicia.  

Así como se requiere que respondan penalmente aquellas personas que han perpetrado delitos, también es necesario que tengan segundas oportunidades con las que puedan encontrar alternativas de vida. Esa fue la conclusión que se llevaron buena parte de los 42 visitantes que fueron a la Cárcel Distrital y a Casa Libertad, tras la invitación que les hizo la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia para que en un recorrido conocieran cómo funciona el Sistema Distrital de Justicia.  

Su primera parada fue la Cárcel Distrital, la primera de Suramérica que ha sido acreditada por la Asociación Americana de Correccionales, por lo que se le considera la mejor de Colombia. 

Allí las 1.028 personas privadas de la libertad cuentan con las condiciones de alojamiento, de alimentación y la oportunidad de participar en los cursos y talleres con los que ocupan su tiempo libre de forma productiva, en los que se incluye terapia ocupacional donde hay educación formal y no formal para que estas personas puedan encontrar alternativas de vida una vez recobren su libertad. 

“Me pareció una cárcel muy pulcra con excelente manejo de personal, que permite un ambiente muy propicio para la reinserción de las personas con la sociedad”, afirmó Pablo Antonio Quevedo, uno de los invitados a recorrer la Cárcel Distrital.

El recorrido también incluyó la visita de la Casa Libertad, una hermosa edificación que se ubica en la localidad de Teusaquillo y que desde marzo de 2019 administra la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.

En este espacio se busca que las personas que han estado privadas de la libertad puedan reincorporarse a la sociedad restableciendo los vínculos con sus familias, la comunidad y accediendo a oportunidades laborales con la ayuda de un equipo profesional. 

“Es un trabajo muy importante sobre todo por el momento histórico que está viviendo Colombia respecto a la paz, en especial si se hace en función de la reconciliación y de las segundas oportunidades”, concluyó Diego Vivanco, un argentino que también participó del recorrido.

El camino de la Convivencia y la Justicia

El camino de la Convivencia y la Justicia

Durante la presentación del Sistema Distrital de Justicia los asistentes conocieron el programa En la Juega, y las Casas de Justicia de Bogotá. 

Los asistentes a esta ruta llegaron hasta uno de los parques de la ciudad donde tuvieron la oportunidad de observar cómo se implementa la estrategia de “En La Juega” con un grupo de niños, allí el personal especializado de la Secretaria y dos Casas de Justicia Móviles se encargaban de desarrollar las actividades correspondientes.    

En La Juega 

Así es como La Cámara de Comercio de Bogotá, en articulación con la Fundación Barcelona y la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia implementan la estrategia “En la Juega”. Un proyecto que tiene como fin promover el deporte y la actividad física, como un medio para que nuestros adolescentes y jóvenes fortalezcan habilidades sociales y emocionales, facilitando de esta manera la toma de mejores decisiones que prevengan o disminuyan su participación en conductas violentas y delictivas. “Buscamos que nuestros jóvenes en siete parques, de siete localidades diferentes tengan la oportunidad de divertirse y aprender sobre sus emociones y a su vez fortalezcan sus habilidades en matemáticas”. Aseguro Alejandra Tarazona, Directora de prevención y cultura ciudadana, desde el parque Óscar en la localidad de Santa Fe.
Luego de ver como los niños aprendían y se divertían se trasladaron hasta la Casa de Justicia de Los Mártires donde escucharon a los psicólogos encargados de las Unidades de Mediación y Conciliación, además de escuchar la oferta de servicios que ofrecemos en nuestras 13 Casas de Justicia que están por toda la ciudad.  

 
Casas de Justicia

Desde el 2016 y hasta la fecha, las Casas de Justicia de Bogotá han atendido a 760.738 ciudadanos que buscaron resolver sus conflictos sin necesidad de llevar estos a estrados judiciales. La justicia es para todos, por eso, las puertas de las Casas de Justicia que hay en la ciudad, están abiertas para que cualquier ciudadano pueda recibir orientación jurídica de forma oportuna y sin ningún costo.

Los temas más comunes por los que los ciudadanos acuden a las Casas de Justicia son: problemas familiares, 20%; incidentes por arrendamientos y propiedad, 17%; violencia intrafamiliar, 11%; deudas, 5% y hurtos, 4%.

Los ciudadanos que acuden a este servicio pueden recibir asesoría para resolver conflictos familiares, saber qué hacer frente a un delito, cómo resolver asuntos de convivencia y cómo reclamar obligaciones no cumplidas, entre otros.

Las Casas de Justicia cuentan con un equipo de profesionales que trabaja día a día para que los ciudadanos puedan resolver sus conflictos de manera pacífica, generando acuerdos por medio del diálogo. Apoyamos la formación de conciliadores, jueves de paz y promotores de convivencia a través de las Unidades de Mediación y Conciliación de las Casas de Justicia. Durante el último año, hemos atendido 27.589 casos, ayudando así a descongestionar el sistema Judicial y a reconstruir la confianza entre los ciudadanos.

Y como las barreras geográficas o socioeconómicas no deben ser excusa para que los ciudadanos no accedan a servicios de justicia, Ven a la Van lleva la oferta de las Casas de Justicia a los barrios de la ciudad. Allí prestan servicios de prevención y apoyo para resolución de conflictos, acompañan actividades en parques, plazas de mercado, zonas rurales y lugares de alta complejidad.” La ruta de convivencia y justicia es un proyecto innovador porque integra en un mismo sistema todas las entidades y los equipamientos donde estamos ofreciendo justicia, recorremos con nuestras unidades móviles todos los días los barrios, los parques y los distintos lugares para que los ciudadanos accedan a todos los servicios” señaló Verónica Urdaneta, Directora de acceso a la Justicia.  

Además, existe un nuevo lugar donde las personas en estado de vulnerabilidad son dirigidas para brindarles resguardo, donde aprenden a través de talleres y actividades de meditación maneras de respetar y cumplir las normas de convivencia que permiten vivir en armonía. 

 

CENTRO DE TRASLADO POR PROTECCIÓN CTP

Alrededor de 329.955 personas han sido atendidas en el Centro de Traslado por Protección entre el 2016 y 2019. Estas personas fueron trasladas por haber infringido alguna norma del Código Nacional de Policía y Convivencia y tienen un máximo de 12 horas de permanencia.

Con el interés de brindar una atención integral a los ciudadanos, se han realizado 1.079 talleres reflexivos, 2.348 atenciones psicológicas, 71 campañas de salud y prevención de enfermedades. Adicionalmente, se han organizado 14 jornadas para la atención de la población de habitantes en situación de calle.

Durante el tiempo de permanecía en el CTP garantizamos que sus derechos sean protegidos y reciban un trato amable y humano. Todas nuestras acciones están enmarcadas en un proceso reflexivo, para que los ciudadanos conozcan las normas de convivencia ciudadana, entiendan que sus acciones no solo los afectan a ellos como individuos sino a la sociedad en general y descubran que existen posibilidades de cambio en sus vidas.

Ir hacia arriba